¿Por qué mi hámster siempre se rasca?

Inicio " Cuidado del hámster " ¿Por qué mi hámster siempre se rasca?
Foto del autor
Publicado por Julie

Hay muchas razones por las que tu hámster puede rascarse con frecuencia. El picazón son comunes en los hámsters y pueden ser causados por parásitos, alergias o problemas de la piel. Si tu hámster se rasca en exceso o si observas alguna herida o enrojecimiento en su piel, consulta a un veterinario para que te haga un diagnóstico y un tratamiento adecuados. Mientras tanto, aquí tienes algunos consejos para aliviar el picor de tu hámster y hacer que se sienta mejor.

Posibles causas del rascado excesivo del hámster

Hay muchas causas posibles del rascado excesivo del hámster. Algunas de las más comunes son

  • el alergias
  • el infecciones de la piel
  • el parasitosis
  • el enfermedades hormonales
  • el estrés.
  • a alimentos no apto

Alergias

Suelen ser la causa de que el hámster se rasque en exceso. Pueden ser causadas por diversas sustancias, como el polvo, el polen, los ácaros, las jaulas mal limpiadas o los productos químicos.

Infecciones de la piel

También son comunes en los hámsters y pueden ser causadas por diversas bacterias, virus u hongos.

Parasitosis de la piel

También son comunes en los hámsters. Suelen estar causados por pulgas, polillas o chinches.

Enfermedades hormonales

También pueden ser la causa de un rascado excesivo en los hámsters y suelen estar provocados por problemas de tiroides o suprarrenales.

Estrés

Es probablemente la causa más común del rascado excesivo en los hámsters, y puede estar provocado por diversos factores, como un cambio de jaula, de comida, de entorno o un ambiente muy ruidoso.

La comida

También es importante controlar cómo alimentar a su hámster y prestar atención a los cambios en su pelaje: cualquier alimento no adaptado puede provocar estos picores.

Cómo evitar que mi hámster se rasque

Se trata de una misión muy delicada que requerirá mucho esfuerzo.identificar la causa principal de los enumerados anteriormente. Si sospecha que hay una enfermedad o infección de la piel, debe acudir a un veterinario para que le dé tratamiento.
Por otro lado, si crees que tu hámster puede rascarse debido a su entorno: ¡cambia su entorno! Póngalo en una habitación menos polvorienta o más silenciosa, y vea después de unos días si tiende a rascarse menos.

Hámsters y picores: ¿cuándo preocuparse?

Es importante saber cuándo hay que preocuparse si tu hámster empieza a rascarse demasiado. El picor puede ser un signo de una enfermedad o un problema de salud, por lo que es importante saber reconocerlo y responder a él.

El picor suele ser un signo de un problema cutáneo. Los hámsters tienen una piel muy sensible por lo que es importante prestar atención a cualquier cambio que se observe. Si tu hámster se rasca mucho, es importante que busques rojeces, granos o llagas. Si observas algún cambio en el color de la piel, llagas o picores excesivos, lleva a tu hámster al veterinario.

El picor también puede ser un signo de alergia o intolerancia alimentaria. Si sospecha que su hámster es alérgico a algo, es importante controlar su dieta y cambiar su alimentación si es necesario. 

También puede ser un signo de un parásito, como las pulgas o los ácaros, que debe tratarse rápidamente para evitar que el picor empeore.

Los picores pueden ser muy desagradables para tu hámster, por lo que es importante saber cómo tratarlos. Si observa algún cambios de comportamiento o malestar, es importante consultar a un veterinario. 

Cuida el pelaje de tu hámster

El pelaje de los hámsters requiere cuidados regulares para mantenerlo sano y en buen estado. Los hámsters suelen tener un pelaje suave y sedoso, pero puede ser fácilmente dañado por los elementos mencionados anteriormente

Es importante cepillar el pelaje del hámster con regularidad para eliminar nudos, restos y parásitos. Puedes utilizar un cepillo de cerdas suaves o un cepillo de dientes suave. Cepilla suavemente el pelaje del hámster, con cuidado de no lastimar su piel sensible.

Los hámsters también necesitan baños regulares para mantener su pelaje en buenas condiciones. Utiliza un champú suave y aclara bien al hámster después del baño. Asegúrate de que el hámster está completamente seco antes de devolverlo a su jaula.

Las malas condiciones de vida pueden dañar el pelaje del hámster y provocar la caída del cabello. Los hámsters deben tener una jaula limpia, espaciosa y bien ventilada. También deben tener acceso a lechos limpios y juguetes para rascarse y limpiarse.

El estrés también puede dañar el pelaje del hámster y provocar pérdida de cabello. Los hámsteres deben manipularse con cuidado y no deben exponerse a ruidos fuertes ni a cambios bruscos de temperatura.

Compartir en :
Foto del autor
Publicado por Julie

Soy aficionado a los hámsters desde que era un niño y comparto con vosotros todos mis conocimientos sobre ellos.

Deja un comentario